Para llevar una vida saludable y adquirir buenos hábitos, hace falta arte y salero para no perder la ilusión y el ritmo. Por suerte, gracias a "Salud con Arte", está a tu alcance adoptar las buenas costumbres. De la mano de alguien como tú, con conocimientos de Medicina y mucha motivación para transmitir lo que te hace falta para conocer tu cuerpo, controlar tu peso, comer bien y sentirte mejor.

Espero que te guste.

29 de agosto de 2013

Macronutrientes: Lípidos

Hoy toca hablar sobre los componentes de los alimentos que ingerimos. Se llaman nutrientes, y podríamos decir que su consumo en mayor o menor medida y proporción, va a determinar el equilibrio de nuestra dieta. Se diferencian en dos grandes grupos: Macronutrientes y micronutrientes.

En esta entrada me centraré en los macronutrientes, que son: lípidos, hidratos de carbono y proteínas. Más adelante  escribiré acerca de las vitaminas, minerales y el agua (micronutrientes).

Como quiero explicar las cosas bien, me dedicaré a los lípidos y en la próxima entrada, al resto de los macronutrientes. Este tema merece ser extendido.

Hay que tener en cuenta que cada nutriente lleva a cabo funciones diferentes en el organismo, es decir, que no todos tienen porqué servir para aportar energía, también sirven de soporte estructural para el organismo y también pueden llevar a cabo funciones de modulación y transporte de otras moléculas. Ello quiere decir que no todos los nutrientes que ingerimos están destinados al "engorde" (no todo lo que comemos engorda, necesariamente).

Antes de nada quiero que le eches un vistazo a esto: Definición de Caloría.

LÍPIDOS

Funciones:
  • Energética (su valor energético es de 9Kcal/g, lo que quiere decir que con cada gramo de un alimento que esté compuesto, básicamente de lípidos o grasas, estaremos aportando 9Kcal al organismo).
  • Transporte y absorción de vitaminas (hay dos tipos de vitaminas, en este caso nos referimos a las que tienen apetencia por las grasas, las liposolubles).
  • Estructural (forman parte de las membranas de las células).
¿De dónde provienen los lípidos?
  • Mantequilla
  • Aceite
  • Carne
  • Pescado graso (azul)
  • Huevos
  • Lácteos

¿Cuáles debemos tomar y cuáles no?

Hay diferentes tipos de lípidos. Supongo que habrás oído hablar del colesterol bueno (HDL) y del colesterol malo (LDL), si no es así, tranquilo, ve al final de esta entrada y encontrarás una pequeña aclaración al respecto. Pues bien, para facilitar el aprendizaje, nos basaremos en clasificar los lípidos según aumenten o disminuyan el colesterol:
  • Aumentan el colesterol bueno (HDL) y disminuyen el malo (LDL):
  1. Ácidos grasos poliinsaturados: aceites vegetales (girasol, soja, maíz), leche, frutos secos, aguacate, grasas y aceites de pescado. Es bueno consumir pescado graso 2 veces por semana.
  2. Ácidos grasos monoinsaturados: el principal es el oleico (sale mucho en la tele): Aceite de oliva, frutos secos, aguacate. Se caracteriza por ser beneficioso para el sistema cardiovascular y se ha demostrado que recude las probabilidades de padecer ciertos tipos de cáncer (el de mama o próstata). El aceite de oliva debe consumirse en un 20% del valor calórico total de los alimentos que tomamos al día.
  • Aumentan el colesterol malo (LDL), aumentan el riesgo de infarto agudo de miocardio y el riesgo de tener diabetes tipo 2:
  1. Grasas saturadas: grasas animales (carnes y lácteos), productos industriales (aceite de coco o de palma).
  2. Ácidos grasos trans: grasas animales (carnes, lácteos, aves de corral). El 75% de las grasas trans procede de los productos industriales tipo margarinas, bollería y comida rápida (GRAN RESPONSABLE DE LA DIABETES Y LAS DOLENCIAS CARDIOVASCULARES EN EL PRIMER MUNDO, por eso animo desde aquí a hacer en casa nuestros propios dulces y usar productos saludables como el aceite de oliva). Se está relacionando el riesgo de muchas de las enfermedades que hoy están a la cabeza de las estadísticas de mortalidad en occidente a todas estas grasas "químicas".

Seguiré insistiendo continuamente sobre lo negativas que son las margarinas y los bollos industriales. Quiero concienciarte de que es infinitamente mejor hacerte una hamburguesa en casa o pagar un par de euros más por que te la hagan en un restaurante a pedirla en cualquier tienda de comida rápida (por algo la llaman BASURA) y como repostera aficionada te invito a que hagas un bizcocho con tu hermano/a pequeño o con cualquier miembro de tu familia o amigo, y añade aceite de oliva en vez de mantequilla, el resultado es muy satisfactorio y está riquísimo. Ya te iré dando recetas fáciles y saludables :)


El colesterol es una molécula de origen graso, que tiene un papel esencial para la construcción de las membranas de las células (lo que les da protección y forma). Se encuentra en muchos tejidos corporales y está más concentrado en ciertos órganos como el hígado o la médula espinal. Sin embargo su exceso resulta perjudicial para la salud, ya que puede acumularse en las arterias y que se le peguen otras moléculas que están normalmente en el torrente sanguíneo, y así endurecen las arterias produciendo roturas de sus paredes o taponamientos (infartos). El colesterol bueno "captura" al malo, que es el responsable de lo que he dicho, así evita que se produzca este evento. Cuanto más colesterol malo (y también cuanto menos del bueno) tengamos, peor. El objetivo de una buena dieta, será aumentar el colesterol bueno y reducir al máximo el malo.

2 comentarios:

  1. Gracias Irene. El Profesor Grande Covián estaría encantado con tu blog y se haría seguidor... ¡Seguro! Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias, me animan mucho sus comentarios.

    Lógicamente una persona como él no es el público al que pretendo llegar, se que no tengo ni conocimientos, ni talento para ello. Sería un sueño que me leyeran jóvenes o adultos que quieren perder peso y tener una vida sana. Me conformo con llegar a los amigos y a la familia, eso es todo :)

    Muchísimas gracias de nuevo, es usted muy amable.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar