Para llevar una vida saludable y adquirir buenos hábitos, hace falta arte y salero para no perder la ilusión y el ritmo. Por suerte, gracias a "Salud con Arte", está a tu alcance adoptar las buenas costumbres. De la mano de alguien como tú, con conocimientos de Medicina y mucha motivación para transmitir lo que te hace falta para conocer tu cuerpo, controlar tu peso, comer bien y sentirte mejor.

Espero que te guste.

13 de enero de 2014

Empezar

Todos tenemos miedo a empezar.

Recuerdo cuando me propuse perder peso, pero en serio, hace ya la friolera de 2 años y medio. Fue un día entresemana, nada de "empiezo el lunes", tampoco fue algo muy premeditado, lo cierto es que mi bombilla se encendió un buen día, cuando me di cuenta de que me costaba trabajo agacharme para atarme los zapatos. Sin duda ese fue mi punto de inflexión, tan simple como eso.

A veces es necesaria la llamada de atención de un padre o una madre, un médico, una báscula, un cinturón que antes nos venía, un pantalón...

Son señales que están ahí, y que seguirán estando aunque miremos hacia otro lado, por comodidad o miedo. Porque existe el miedo al cambio, que al fin y al cabo, es comodidad. Es miedo porque implica transformar nuestros hábitos de vida a hábitos saludables y ello requiere un gran esfuerzo y sacrificio, y no siempre estamos dispuestos a arriesgarnos tanto.

Cuando empecé a restringir mi alimentación y a hacer muchísimo deporte (perdía 1-1'5 kg a la semana), pensé que no aguantaría, porque iba a destruirme física y mentalmente. Sin embargo, a pesar de estar exhausta, esas primeras semanas, un sentimiento de satisfacción, ánimo y seguridad de hacer lo correcto, me invadían. Sabía que, a largo plazo, la recompensa sería infinitamente grande. 

Aquel primer paso fue dificilísimo, pero ha sido el mejor primer paso que he dado en mi vida.